lunes, 14 de octubre de 2013

AZÚCAR

 

El azúcar común, como endulzante de nuestras dietas,  se obtiene de la caña de azúcar o de la remolacha.
Según su grado de refinamiento, su aspecto difiere. Así tenemos el azúcar moreno (también conocido como negro, crudo o prieto, cuyo color se debe al contenido de melaza), rubio (con un mayor contenido de sacarosa que el moreno) o blanco (o azúcar sulfitada, con un 99,5% de sacarosa).

100  gramos de azúcar moreno contienen 373 calorías frente a las 396 del azúcar blanco.
Por lo tanto, desde el punto de visto calórico, podemos afirmar que ambos son prácticamente iguales.


El azúcar es muy utilizado en la repostería. Es el gran condimento de los pasteles, las tartas, todo tipo de pastas, caramelos, bombones, etc...
En la cocina se utiliza en pequeñas cantidades para suavizar los sabores ácidos, como por ejemplo, el tomate frito.

¿Quién no utiliza el azúcar con el café para suavizar su amargor? Es un clásico ver la taza de café y los terrones de azúcar.




Cada vez se utiliza más el edulcorante artificial en vez del azúcar. Y todo por la mala fama que le han dado de que engorda y que es contraproducente su consumo para la salud. Le llaman "dulce veneno". ¡Increible!
Pero lo que no sospechan la mayoría de estas personas, a menos que un experto se lo diga, es que el azúcar está presente en las frutas y en los cereales, y que su exceso en el consumo es tan peligroso como el abusar del azúcar.
Hay gente que no prueba el azúcar, pero se hinchas de pan, de bombones, de cruasanes, de donuts, de pizzas, de espaguetis, de macarrones, de arroz, de bebidas como coca-cola, pepsi-cola, etc... ¡Y no se dan cuenta que están consumiendo altas cantidades de hidratos de carbono, osea, de azúcar!

Son personas obesas que se llegan incluso a deformar, y muchas no toman azúcar de forma convencional sino, camuflada en la alimentación. Se están matando lentamente.



Habrá que esperar con el tiempo, si el consumo de edulcorantes no es tan peligroso  o más que el del propio azúcar.
Ahora se está poniendo de moda el consumo de un edulcorante extraído de una planta llamada stevia. Dicen que es un edulcorante natural y que por tanto, no es dañino para la salud. Ya veremos.

No me cansaré de repetirlo: todos los abusos son malos. Hay que ser moderado en el comer y en el beber.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada